Con el corazón en la mano

Esta tarde he escuchado en Gomaespuma (esta vez en el coche y no en directo por internet como suelo hacerlo) y me he quedado muy sorprendido al escuchar que era y como se hací­a una toracotomí­a.

La historia es más o menos la siguiente. Llaman de urgencia al SAMUR solicitando sus servicios por que han apuñalado a un joven de 25 años muy gravemente. El médico que le atiende ve como el corazón ha recibido una puñalada y si no hace nada al respecto el herido morirá sin ningún remedio.

El joven está en parada cardí­aca. En estos casos -explica el doctor- un masaje cardí­aco es inutil, ya que el corazón está perforado y pierde sangre. La única solución es abrir, meter la mano y masajear el corazón dentro, mientras se mantiene la herida cerrada con la propia mano.

Sin dejar de masajear el corazón, trasladan hasta el hospital más cercano al joven donde le operan con máxima urgencia, cosiendo la herida del corazón (ya bombeando por su propia cuenta) y dándole esperanza de vida.

Os aseguro que a mi me parece una auténtica proeza de héroe, que este hombre (y todo su equipo, claro) tenga la sangre fria y los conocimientos suficientes como para abrir a una persona en medio de la calle y salvarle la vida de esta forma tan llamativa. Está claro que este tipo de profesiones están destinadas a unas personas con cualidades muy concretas.

Unos cuantos enlaces sobre la noticia:

Publicado por

Suki_

CEO en Damavis Studio, proyectos I+D y BigData. Jugando con bits y software libre desde hace ya demasiado tiempo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.