Buenos y malos profesionales

En un par de dí­as he tenido una serie de experiencias profesionales interesantes, dignas de reflexión.

Por un lado, he tenido la desgracia de contactar con el “responsable de informática” de una de las empresas a las que dábamos soporte hace un tiempo. El responsable en cuestión, que se hizo cargo de una red pequeña, con sólo un par de servidores GNU/Linux y unos pocos servicios para una red de equipos de oficina, al parecer no tiene ni la más remota idea de lo que es un GNU/Linux. Es más, no sabe ni como “entrar” en ellos.

Es triste, pero es así­. Un “profesional” que se hace cargo de algo así­, le entregamos una documentación sobre todo lo que hay montado, servicios, funcionamiento… Y cuando pasan unos meses te enteras que no sabe ni como hacer login en los servidores. Y pensar que nosotros (el equipo informático al que pertenezco) nos preocupamos por hacer las cosas todo lo mejor que podemos. Snif!!!

Pero siempre hay otra cara de la moneda. Ayer, sin ir más lejos, aquí­ el que escribe metió la pata hasta el fondo con un servidor. Hice algo que deberí­a haber pensado unos segundos más antes de hacerlo y dejé sin servicio un servidor entero, lo que significa que mucha gente se quedó sin sus herramientas de trabajo habituales. :P

Mientras solucionaba mi metedura de pata con un plan de contingencia ya establecido para estos casos, tení­a en mente ese servidor, esa consola abierta, esos comandos inoportunos y mi incompetencia. Dos horas más tarde todo habí­a vuelto a la normalidad.

Lo bueno viene que hoy me comenta Xisco Lladó que ayer le abrieron una incidencia referente a ese servidor (inutilizado desde mi metedura de pata) los proveedores del servicio. Se habí­an dado cuenta del problema, tras hacer algunas comprobaciones realizaron la pertinente reparación y además pusieron sobre aviso de “como” se habí­a realizado, indicando que se revisase la seguridad de ese servidor y confirmar que no estaba comprometido.

Estos son buenos profesionales. Un buen servicio y sin duda eficaces. Profesionalmente, de mayor quiero ser como ellos. :P

La reflexión es: ¿Este es el famoso equilibrio mundial del que se habla? ¿Por un profesional ejemplar y competente debe haber siempre en algún lado un completo inutil que compense la balanza? ¿El famoso Ying Yang?

Publicado por

Suki_

CEO en Damavis Studio, proyectos I+D y BigData. Jugando con bits y software libre desde hace ya demasiado tiempo...

6 comentarios sobre “Buenos y malos profesionales”

  1. La primera persona no es una incompetente: es una estafadora porque está vendiendo un servicio que le es imposible ofrecer con eficacia.

    El segundo caso lo encuentro normal: Se ha hecho lo que se debe hacer y es por ese motivo por el que el cliente (vosotros), probablemente, os lo penséis muy bien antes de cambiar.

    Dices que fue una metedura de pata… vale, ¿Y si hubiera pasado el desastre sin metedura de pata? (fallo hard multiple o mil cosas más que pueden pasar) ¿Qué pensarí­as del segundo profesional si no hubiera actuado como lo ha hecho? ;-)

    Saludos!

  2. Sin duda Paco, tienes toda la razón.

    Es más, antes el servidor que tení­amos en ese proveedor era un candidato a ser dado de baja. Ahora esto ha cambiado, precisamente por la actuación del personal que lo mantiene.

    En realidad en un sistema bien montado, que ocurra algo así­ es totalmente normal y lógico. Pero que se me crucen estos casos en breve plazo de tiempo y el alto contraste de profesionalidad es lo que me ha llevado a escribir el apunte. :P

  3. Pingback: meneame.net
  4. Totalmente de acuerdo.

    Si estamos acostumbrados a escuchar los casos de auténticos gañanes es porque hacen mucho ruido.

    En cambio un buen sysadmin pasará desapercibido, precisamente porque todo va a funcionar tal como está previsto que funcione…

    » autor: DZPM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.