El brillo de sus ojos

Esta mañana una compañera en la oficina tenía un brillo especial en los ojos.

No era su sonrisa, no era su forma jovial de hacer las cosas, ni tan siquiera su capacidad para animar a los compañeros con sus bromas en cualquier situación.

Era el brillo de sus ojos.

Ese brillo ha venido acompañado por una noticia terrible. La chica jovial, la dicharachera, la bromista y la buena compañera se despide. Se va, o quizá mejor dicho, se la lleva, se la lleva un suertudo para que le divierta a él, para que le haga bromas a él y para que le acompañe a él.

El brillo especial en los ojos lo decía todo.

Desde esta mañana, está todavía más guapa si cabe.

A él le digo: -Tocayo, te llevas una joya imposible de envolver.
A ella le digo: -Perdiendo apuestas eres única. Espero poder perder yo alguna contigo. ;)

Mis felicitaciones.

Publicado por

Suki_

CEO en Damavis Studio, proyectos I+D y BigData. Jugando con bits y software libre desde hace ya demasiado tiempo...

Un comentario sobre “El brillo de sus ojos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.