Maldito Murphy

Cualquiera de mis amigos o fiel seguidor de este blog ya sabe el aprecio que me tiene Murphy, consiguiendo siempre las combinaciones de peor suerte que puedo tener. Aquí­ una breve (muy breve) anotación de lo que me ha ocurrido estos últimos dí­as.

Jueves 15: El coche me deja tirado en la autopista. Un compañero de curro se acerca con primeros auxilios hasta donde estoy, pero nada de lo que nosotros podemos hacer es útil. No tengo más remedio que llamar a la grua. Pierdo ese dí­a de trabajo.
Voy al banco a ver si consigo de una vez acelerar lo del coche nuevo. Ahora lo necesito más que nunca.
Mi padre se pone a planear obras en casa, me mira con cara de “tú que no tienes nada que hacer…”, me temo que me va a tocar hacer trabajo fí­sico.
La chica que no escribe sigue escribiendo más bien poco, parece que le es más cómodo escribir por SMS. Que le vamos a hacer.

Viernes 16:El banco sigue sin noticias nuevas.
Mi padre me “ficha” para el trabajo fí­sico que me imaginaba, así­ que abuso un poco de mis músculos, mi espalda y mi bronquitis asmática.
No consigo vehí­culo, así­ que me tengo que pillar las vacaciones forzadas sin remedio. Tony se ofrece amablemente (mientras le apunto con un revolver a su frente) a hacerme de taxista y llevarme de concesionario en concesionario para rematar el tema del coche.
Me llama Eva (mi ex), tiene algunos problemillas y quiere charlar un rato. La charla está bien, juego con IraH mientras le arranco a Eva algunas sonrisas y lágrimas.
Imposible ir a la cena que tení­a planificada para esa noche.
La chica que no me escribe se va a la pení­nsula unos dí­as, depilada y con vestido nuevo.

Sábado 17:Madrugon, trabajo duro en casa, de esos de utilizar las manos, herramientas varias y algún que otro esfuerzo. Bueno, al final resulta que no se me da mal embaldosar el suelo. Mi padre me enseña algunos trucos para trabajar menos. :P
Tony me llama para ir de cena con unos amigos, vaya, tampoco puede ser, ya tengo compromiso.
Domingo 18:Más trabajo en casa, está vez avanzamos más rápido y vamos perfeccionando el trabajo fino. No está mal del todo el binomio con mi padre a la hora de currar.
Vueltas y más vueltas a los papeles recopilados de los concesionarios. Maldito coche. Maldito Murphy.
También algunas vueltas a las cosas que hable con Eva. Vaya, todaví­a escuece un poco. Es su cumple, la felicito y quedamos que al dí­a siguiente nos vemos para darle los regalos.
La chica que no me escribe debe estár pasándoselo en grande. Espero que se acuerde de las fotos.

Lunes 19:El banco lo tiene todo listo. Me disloco la muñeca firmando “cienes y cienes” de documentos. Ahora ya tengo una cuenta de ahorros. Salgo pitado a comprar el maldito coche.
Concesionario 1: Bueno, vale, tal precio, tal coche, que no, que no, más bajo, ¿no?, hasta luego…
Concesionario 2: Muy similar al concesionario 1.
Telefonazo al Concesionario 3: Oye, ¿que tal lo del coche que hablamos? ¿Nada? Vale gracias, sigo buscando…
Concesionario 3: La chica guapetona me ofrece más o menos lo que busco. Bien, compro, compro.
Me llama Concesionario 1: Que me baja la oferta, le digo que estoy en concesionario 3, me mejora la oferta, vale, vamos para allá y firmamos.
Después de unas cuantas horas y más kilometros, ya tengo en propiedad el coche que me ha dejado comprarme mi banco (en realidad es suyo). Me ceden un coche hasta que este lo tengan listo y con el lazito rojo listo para llevar.
De vuelta a Palma a “devolver” a Tony nos cruzamos con Eva. Telefonazo al canto y echamos la tarde juntos. Vale, al menos me sirve para dejar algunas cosas claritas. Todo mejor ahora.
La chica que no me escribe está agotada, parece que el viaje ha sido bastante ajetreado.

Martes 20:De vuelta al trabajo, no sin antes arreglar algunos papeles pendientes para lo del maldito coche.
Vaya, un conflicto de hardware tiene unas 20 máquinas paradas, hay que buscar solución de inmediato. Me peleo un rato con grub, con el servidor de imágenes y con distintas configuraciones. Durante el forcejeo no me queda más remedio que ser testigo de como un servidor “hasefroch” peta, lo que faltaba vamos.
Regreso a casa. Tengo bastantes mails que he desantendido durante estos dí­as, algunos son amigos preguntando que es de mi persona, que hace dí­as que no tienen noticias. Iré contestanto, pero con este apunte ya todos estarán más al dí­a.

Bueno, estoy seguro de que Murphy no se olvidará de mi todaví­a, pero bueno, no me queda más remedio que tener paciencia. A ver que pasa mañana… :)

Publicado por

Suki_

CEO en Damavis Studio, proyectos I+D y BigData. Jugando con bits y software libre desde hace ya demasiado tiempo...

12 comentarios sobre “Maldito Murphy”

  1. Deja, deja, que ya tengo bastante con subir cajas de baldosas al cuarto piso. Es suficiente con una experiencia de este tipo como para apreciar más mi profesión. :P

  2. jejejeje, Suki_ yo he estado hasta no hace mucho levantando vigas de hormigon a una altura de 6 metros, apoyandolas en andamios y tal… ademas, que a los informaticos (por llamarme de algun modo xDD), nos viene bien eso de hacer ejercicio de vez en cuando, que luego se nos pone la cara cuadrada de tanto monitor tft xDDD

    ah, y felicidades por el coche nuevo, a ver si pones unas fotos por aqui cuando lo tengas ;)

    salu2

  3. Lo que no te pase a ti …
    a i no te quejes tanto que a mi me toca ir a recojer almendras, vendimiar, recojer algarobas etc etc y encima solo he aprobado tres asignaturas de ocho. Jeje el año que viene a re petir las cinco que me quedan !!!

  4. Es normal que no escriba, es un coche!! y si ella se ha fusionado será porque tiene complejo de Gokuh o Vegeta.

    Además si trabaja en la Ford y lleva tu coche porque no has tenido más huevos que dejarselo porque si no no le comprabas el tft nuevo y rocko te presta una viga a 8 metros mientras yo te cuento como Murphy cosecha algarrobas con Benet, eso es que … va a ser del riego

  5. ostias! si te has comprao un fusion como el mio!, bueno como el mio no, como el de mi mujer… el caso es que…. yo nunca la he visto convertirse en goku o en vegeta… umhs…. sera cosa del riego o de las vigas??, ah no! debe ser cosa del Murphy ese… a ver si me lo presentais leches xDDDDD

  6. Menos mal que al final el cabrón de Murphy se fue al carajo y nos dejó de lado, a ti resolviendo los problemas con los dichosos disquitos y a mi con el clonado in extremis del disco de datos del servidor antes de su muerte en acto de servicio.
    Como ya te comenté, muchas gracias por el esfuerzo realizado tanto por ti, como por tus compañeros de trabajo.

  7. Nada Javi, para eso estamos. Lo importante es que al final (gracias a la pericia de Miguel para detectar el fallo) todo se arregla.

    Estos momentos de presión nos sirven para que dentro de un tiempo nos riamos juntos recordando aquella tarde de tiranteces y presión. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.